viernes, 5 de abril de 2013

GUERRILLEROS CHILENOS de IZQUIERDA (MIR)

El primer grupo paramilitar chileno organizado para torcer el sistema institucional, bajo la influencia de la triunfante revolución cubana (1° de enero, 1959), se formó el 15 agosto de 1965, durante la administración del demócrata cristiano Eduardo Frei Montalva (1964 – 1970).


Finalizando 1964, el estudiante de medicina de la Universidad de Concepción, región del Biobío, Zona Centro Sur de Chile,   Miguel Enríquez Espinosa (1944 -1974), fue marginado del partido Socialista, por sus ideas violentistas concretadas con entrenamiento en Cuba; hijo del cuarto rector, radical y masón,  de éste mismo establecimiento (1969 -1972), y ministro de Educación de Salvador Allende 1973, Edgardo Enríquez Frödden (1912 -1996).

Junto al estudiante de Ingeniería, Luciano Cruz Aguayo, hijo del Coronel de Ejército Gastón Cruz Quintana; y expulsado de “la Jota”, Juventudes Comunistas de Chile (JJ.CC.), más un pequeño grupo de estudiantes de la Universidad de Concepción, dieron origen a la “Vanguardia Revolucionaria Marxista” (1962), de tendencia marxista-leninista-maoísta (teoría expuesta por el dirigente del Partido Comunista de China y Presidente de la República Popular de este mismo país asiático,  Mao Zedong [1894-1976], traducido al alfabeto latino: Mao Tse-Tung).


Hasta 1965, dentro del establecimiento educacional nombrado se formaron dos nuevas corrientes marxistas revolucionarias: los rebeldes y los emergentes. Estos dos grupos derivaron en el Frente Revolucionario de Acción Popular.

En la semana universitaria, agosto 1965, después de un cónclave, el día 15, en Santiago, se obtuvo la fusión de todos los grupos ya nombrados, formándose el Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR.

En diciembre de 1967, aparecen como líderes formales: Miguel Enríquez, Clotario Blest, Luis Vitale, Luciano Cruz y otro estudiante de ingeniería,  Bautista van Shouwen, cuñado más tarde, en 1968 de Miguel Enríquez (contrayendo matrimonio con Inés  Enríquez), y sobrino del edecán de Jorge Alessandri (1958-1964), General de Brigada Aérea Gabriel van Shouwen Figueroa.

En un comunicado público advirtieron: “No pretender alcanzar el poder público para desarrollar un programa tradicional, sino convertir a Chile en una sociedad marxista-leninista a través de la vía armada, al estilo Castro-cubano”.

Concretan sus actividades al finalizar el año colocando artefactos explosivos en el recinto de la Universidad de Concepción, durante una huelga de docentes en pro de reformas y secuestrando al carabinero Héctor Gutiérrez Orellana, (8 de septiembre), que cumplía ronda en las cercanías del edificio, quitándole su uniforme y arma de servicio.

Entre 1968 y 1969, los militantes del MIR asaltaron en 40 oportunidades a entidades bancarias. Su prolijo entrenamiento se llevaba a efecto en la primera escuela de guerrillas urbana descubierta en nuestro país, en octubre de 1969, por denuncia de la prensa en esa época, en la localidad de Guayacán (fundo, Santiago Sur Oriente), a 4 km. del pueblo de San José de Maipo.


 Seis meses más tarde, otro campamento similar en la Zona  Sur de Chile, comuna de Corral, Región de Los Ríos.


Desde su génesis, el MIR fue visto con cierta simpatía humana, no doctrinaria, por el sector progresista de la Iglesia Católica. 

En una misa ofrecida en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile (“el Pedagógico”),  Campus Macul,  Ñuñoa, Santiago Oriente, septiembre de 1969, el sacerdote argentino, José Ruiz Guiñazú, señaló: “Rogad por los perseguidos del capitalismo”, refiriéndose al miembro del MIR, el estudiante de Periodismo, Jorge Silva Luvecce, procesado por asalto a dos bancos y lesiones graves a carabineros. 

Agregó: “el cargo mayor que se le formula a Jorge Silva es haber buscado el camino de la violencia, pero la violencia tiene otros autores que no han comparecido en este juicio y que, por el contrario, son hoy día, sus jueces. Me refiero a los ilustrísimos y solemnes ministros de las Cortes de Apelaciones y Suprema…”

Ese mismo año se hicieron seguidores al movimiento algunos dirigentes universitarios cristianos, que no encontraron motivo para no colaborar con el marxismo, liderados por Andrés Pascal Allende, sobrino del entonces, por cuarta vez candidato a la Presidencia y posteriormente, Presidente de la República (1970-1973), Salvador Allende Gossens, (quien escribió  en el mismo diapasón de Ernesto Che Guevara (1960): 

El destino de Cuba es semejante al de todos los países de América Latina…La ruta de liberación de todos nuestros pueblos”), logró darle carácter autónomo y financiamiento internacional.

En 1970, con la estrecha victoria del 36,6 por ciento del conglomerado de partidos políticos de izquierda, Unidad Popular UP,  que se formó en reemplazo del Frente de Acción Popular (1956-1969), que llevó al postulante socialista, Salvador Allende a la Presidencia de la República, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria se legalizó.


 Sus militantes procesados recibieron el indulto presidencial y el grupo realizó una política abierta al “proceso de socialización de la economía”, concretamente usurpación de predios agrícolas, industrias y comercios, ante una ciudadanía estupefacta que veía cómo individuos armados, incontrolados por la fuerza pública, guiaban los robos en campos, fábricas, establecimientos,  pasando posteriormente al “área social”.

Paralelamente el grupo tuvo apoyo principalmente de tres “frentes intermedios de masas”: Estudiantes Revolucionarios, FER; Trabajadores Revolucionarios, FTR; y el Movimiento Campesino Revolucionario, MCR; desempeñando la función de generar temor a la población para concretar definitivamente el marxismo en Chile, promovido por un sector de la cúpula de la UP.


 Los integrantes de la Fuerza Central del MIR, intimidaron a chilenos que se oponían a la política marxista del Presidente Salvador Allende, quedando impunes los hechos de violación a los derechos humanos, por negar el régimen de la UP toda colaboración a los tribunales por parte de los servicios auxiliares de la justicia, fundamentalmente a través de los expertos miristas en caracterización y falsificación de documentos.

 A fines de 1971, el gobierno de la UP estableció vínculos oficiales entre la cúpula del MIR y el régimen de Fidel Castro Ruz, concretándose en cursos de formación guerrillera de excelencia en la isla de Cuba, país ubicado en un archipiélago del mar Caribe, y que limita al norte con Estados Unidos.
Envíos de armas efectuados por vías diplomáticas y oficiales, con el entonces Director General de la Policía De Investigaciones (este nombramiento es de exclusiva confianza del Presidente de la República), el socialista, Dr. Eduardo “Coco” Paredes Barrientos (1938- desaparecido desde el 13 de septiembre, 1973).

Para profundizar y acelerar el proceso revolucionario con la victoria de la UP, en 1970, que había conquistado el gobierno, pero no el poder, se intensificaron las relaciones con Cuba.

El constante envío de armas a Chile desde La Habana, 1971 a 1973, fueron en su mayoría los clásicos fusiles de asaltos soviéticos Kalashnikov, más conocidos como AK-47 (acrónimo  en ruso de Avtomat Kaláshnikova modelo 1947). Según estimaciones de la época, se recibieron alrededor de 3 mil de esta arma de fuego; subametralladoras de origen checoslovacas, (república de Europa Central, escindida desde el 1 de enero de 1993, en dos nuevas naciones: República Checa y Eslovaquia), alrededor de 2 mil; revólveres, pistolas y modernas armas antiblindajes, que, en esos años, las FF.AA. chilenas  todavía no poseían, se contaron 3 mil a 4 mil.

Así, en los últimos meses de la UP, el MIR contaba con aproximadamente 3 mil militantes, entre activos y seguidores. Un alto porcentaje de ellos con instrucción paramilitar en Cuba o en Chile, incluyendo los pertrechos, para formar las nuevas fuerzas armadas revolucionarias que reemplazarían a las instituciones de la defensa nacional chilena.

 El pronunciamiento militar del 11 de septiembre de 1973, sorprendió al MIR y a los grupos paramilitares del Partido Comunista con una acabada organización.

Bombardeo en el Palacio Presidencial de CHILE, 11 de septiembre de 1973
Con las primeras informaciones en los medios de comunicación, esa mañana del martes 11, sobre el movimiento de las Fuerzas Armadas y de Orden (Carabineros), luego, estado de sitio y toque de queda, los máximos dirigentes del PC y del MIR, buscaron refugio en recintos diplomáticos con tendencias socialistas (Italia, Argentina, Suecia, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas URSS [1922-1991], Costa Rica), aglutinándose en Europa a comienzos de 1974, estableciendo una sede exterior en el barrio latino en París, ubicado en la ribera izquierda del río Sena y su pequeña plaza Saint Michel.
BARRIO LATINO (Quartier Latin) en PARÍS. Plaza de la Sorbona

Se creó en marzo de ese mismo año, la Central de Documentación del MIR, donde se reagruparon sus militantes exiliados y fueron enviados sistemáticamente a cursos paramilitares a Cuba, Unión Soviética, Libia y Argelia.

A mediados de ese mismo año, desde París retornaron subrepticiamente a Chile: Miguel Enríquez Espinosa, Humberto “Tito” Sotomayor Salas (médico) y Sergio Zorrilla Fuenzalida (proveniente de la carrera de filosofía del “Pedagógico”, Área Metropolitana, ex dirigente  estudiantil de la Federación de Estudiantes de Chile FECH), asumiendo el mando de la Fuerza Central de la organización.

Andrés Pascal Allende trasladó su cuartel general de París a La Habana,  quedando en su reemplazo el Lugarteniente Manuel Cabieses Donoso, periodista, entonces con 41 años, a cargo de la “Central de Documentación”.

LA HABANA, capital de la REPÚBLICA de CUBA
El grupo de menor jerarquía que no se autoexilió, al principio la orden impartida fue no asilarse (“el Mir no se asila, lucha”), comenzó a emerger tímidamente en sus actividades terroristas, en enero de 1975, no poseyendo mayor preparación doctrinaria, ni paramilitar; sin embargo, fueron perseguidos implacablemente por la Dirección de Inteligencia Nacional DINA, organismo de seguridad militar dependiente directamente de la Junta de Gobierno. Su Director era el Teniente Coronel Manuel "Mamo" Contreras Sepúlveda.

General (R) de Ejército MANUEL CONTRERAS SEPÚLVEDA

Muchas “valiosas vidas de militantes ejemplares”, murieron en acciones armadas, otros desaparecieron o fueron encarcelados, entre ellos su Secretario General, Miguel Enríquez, quien murió en un enfrentamiento con estas fuerzas de seguridad en la comuna de San Miguel, calle Santa Fe 725, el 5 de octubre de 1974.

La conducción interna del MIR, fue asumida por Andrés Pascal Allende.


Encontrándose el grupo en la parcela Santa Eugenia (“el campo de don Raúl Garrido”), localidad de Malloco, comuna de Peñaflor, 37 km al suroeste de Santiago Centro, irrumpieron sorpresivamente, el 15 de octubre, 1975, los agentes de la DINA, logrando en esa oportunidad huir Nelson Gutiérrez Yáñez, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, número dos del MIR, y Andrés Pascal Allende, quienes se refugiaron en el Convento de Monjas Notre Dame en  avenida Matta, Santiago Centro, y desde ese lugar, ayudados por los religiosos, se dirigieron a la Nunciatura Apostólica el primero, malherido a bala en una pierna y el segundo a la Embajada de Costa Rica.

Dagoberto Pérez Vargas, ex estudiante de la Escuela de Sociología de la Universidad de Chile, cayó herido de muerte protegiendo la retirada de Pascal Allende y Gutiérrez Yáñez junto a sus respectivas compañeras: Mary Ann Beausire, María Elena (Mariela) Bachman y su bebé de nueve meses.

Con el desastre de Malloco, el MIR volvió a su estrategia de sumergimiento total y retornó a sus bases externas en Cuba y Francia.

Una pausa que en nuestro país se prolongó hasta 1979, tiempo que se utilizó en readecuar las estructuras orgánicas internas: preparación de sabotajes urbanos y rurales; caracterización y métodos conspirativos; inteligencia y seguridad partidaria; combate especial contra columnas blindadas; y apoyo logístico.

Su adiestramiento práctico en 4 meses, en las bases guerrilleras cubanas de “Punto Cero”, “Pinar del Río”, “Monte Pinares”, “las lomas de Guanacabo”, o “Los Troncos”, se completaba en la capital de la isla con cursos teóricos de estudios políticos para reforzar su preparación ideológica y doctrinaria. 

Un grupo fue enviado por un año a Angola, suroeste de África, para la adquisición de experiencias en guerras insurreccionales.

 En informes de inteligencia estadounidenses, los primeros 6 meses de 1979, alrededor de 90 chilenos que se encontraban adiestrándose en Cuba fueron introducidos al Frente Sandinista de Liberación Nacional, como Comandantes contra la Guardia Nacional del autoritario y absolutista presidente Anastasio Somoza DeBayle (1967 -1972; 1974 - 1979), en Nicaragua, país centroamericano ubicado entre el océano Pacífico y el mar Caribe.


La Fuerza Central FC, del MIR se consolidó con la “Dirección Nacional”, liderada por Andrés Pascal Allende, ingresando con acreditación falsa elaborada en el “Centro de Documentación” de París o en los organismos especializados de la policía secreta de Alemania Oriental, en Berlín, aproximadamente 200 militantes con prácticas en guerras insurreccionales en África y Centroamérica.

El 24 de noviembre de 1979, un comando del MIR asaltó un camión recaudador del Banco Concepción que retiraba valores en el supermercado AGAS, avda.  Manquehue Sur 1581, comuna Las Condes, Santiago Oriente. En el lugar murió el cabo 1° de Carabineros Bruno Burdiles Vargas, quedando gravemente herido el cabo 2° Martín Ojeda Bahamondes.

El 30 de marzo de 1980, como un golpe mediático, cuatro milicianos “Comando Javiera Carrera”, en el Museo Histórico Nacional frente a la Plaza principal de Santiago Centro, fue sustraída la bandera albiceleste representativa del Ejército de los Andes (activo entre los años 1816 – 1824), con su Comandante en Jefe, General José de  San Martín, cuya misión era terminar con la dominación española en Chile. Este emblema había llegado a territorio chileno el 12 de febrero de 1817 por la hacienda de Chacabuco, Comuna de Colina, 55 km al norte de la Región Metropolitana. 


Fue devuelta después de 23 años, 19 de diciembre de 2003,  con pequeñas manchas de moho.


El 15 de julio de 1980, 08:09 de la mañana, un grupo de alrededor de 15 militantes, entre ellos: el argentino sobrino del contraalmirante Enrique Noguera Isler, edecán del ex presidente Juan Domingo Perón, Hugo Ratier Noguera, alias “José”, jefe de la estructura armada en Santiago; Ernesto Zúñiga Vergara “Manuel”, Víctor Zúñiga Arrellano “Mariano”, Carlos García Herrera, “Ramón”, quien fuera el autor directo,  perpetraron el primer atentado selectivo, al emboscar y acribillar con fusiles ametralladoras AK, en la comuna de Providencia, Santiago Oriente, avda. Manuel Montt pasada la esquina de Bilbao, al Director de la Escuela de Inteligencia del Ejército chileno (ubicada en la localidad de Nos, comuna de San Bernardo, Santiago Sur), teniente coronel (TCL) Roger Vergara Campos, quedando gravemente herido su escolta quien conducía el vehículo fiscal Chevy Nova, sargento 2° (SG2) Mario Espinoza Navarro.



TENIENTE CORONEL ROGER VERGARA CAMPOS

García Herrera fue condenado a cadena perpetua. Recibió el indulto presidencial en el período de la “transición a la democracia” con Patricio Aylwin Azócar (1990 -1994).



La muerte de Vergara Campos produjo una gran conmoción en el Gobierno Militar. De inmediato se le solicitó la renuncia al entonces Director de la Central Nacional de Informaciones CNI, (organismo que había sustituido a la DINA disuelta en 1977, en consecuencia del asesinato en Washington D.C. del ex ministro de Defensa de Salvador Allende, Orlando Letelier del Solar por agentes de ésta, 21 de septiembre de 1976), General (R) de Ejército Odlanier Mena Salinas.

En su reemplazo asumió el ex miembro de la Junta de Gobierno entre los años 1985-1987, y Comandante de la Guarnición de Santiago, General (R) de Ejército Humberto Gordon Rubio, desde julio 1980 a octubre de 1986. (Fallecimiento: 16 de junio de 2000).

El Director de la Policía De Investigaciones, nombrado después del Pronunciamiento Militar hasta 1981, General Ernesto Baeza Michelsen, eligió a 50 de sus mejores funcionarios en Lista 1, con más de 8 años de servicio en la institución, para buscar a los responsables, así nació el “Comando de Vengadores de Mártires” COVEMA.


Entre asaltos a bancos, transporte de valores, armerías, pagadores de industrias y establecimientos comerciales, el MIR llegó a recaudar, sólo en 1980, cerca de dos millones de dólares.

Los recursos fueron invertidos en casas de seguridad: los jerarcas arrendaron o adquirieron, por medio de terceros, lujosas casas quintas en las comunas de La Reina o Las Condes, Santiago Oriente. Los militantes de base recibieron la orden de encubrirse en barrios periféricos, con un sueldo mensual de alrededor del 10 por ciento con relación al auto asignado por los jefes de estructuras.

Informe oficial de Inteligencia de los EE.UU. presentado por el Departamento de Estado al Subcomité de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano, 14 de diciembre de 1981: 

“A partir de 1979, tras haber reanudado su compromiso de apoyar la lucha armada, Cuba amplió su programa de entrenamiento de chilenos. Para mediados de 1979, el MIR había reclutado varios centenares de exiliados chilenos y los había enviado a Cuba para que recibieran entrenamiento y luego se infiltraran en Chile…el diario de La Habana, “Granma” (órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Como dato anexo: su nombre proviene del término informal de “grandmother” [abuela en inglés]. ”Granma”, el yate que llevó a Fidel Castro junto a 81 revolucionarios a las costas de la isla, 1956), anunció en febrero de 1981 que, en 1980, las fuerzas chilenas de resistencia habían realizado con éxito más de 200 acciones armadas en Chile”.
EDIFICIO DEL SENADO en el CAPITOLIO de los ESTADOS UNIDOS, WASHINGTON D.C. 

Para el MIR, el año 1980 finalizó la tarde del 30 de diciembre, con un gran operativo, por casi 15 minutos, compuesto por 10 integrantes de la organización, algunos disfrazados con uniformes de Carabineros, movilizándose en cinco vehículos provistos de modernas armas automáticas asaltaron, simultáneamente, las sucursales de los bancos: Concepción, Chile y Talca, ubicadas en las avenidas José Pedro Alessandri con Irarrázabal, comuna de Ñuñoa, Santiago Oriente. En el lugar fallecieron los cabos 1° de Carabineros, Washington Godoy Palma y Daniel Leiva González, además el guardia privado, Juan Sandoval Luardo del Banco de Talca. Heridos quedaron el sargento Ismael Fuentes Márquez y el carabinero José Vallejos Retamales.

El grupo logró huir sin sufrir bajas y con un botín de casi medio millón de dólares.

Febrero de 1981: Pleno extraordinario del MIR en Buenos Aires.
BUENOS AIRES, ARGENTINA


Secretario General Andrés Pascal Allende. Tema: Desarrollo más exitoso que lo planificado.

Análisis: Encomendado al jefe de la estructura militar, Hugo Ratier Noguera.

Resolución: Implantar un foco guerrillero rural, indicación de la Dirección de Inteligencia de Cuba DI, en 1980.

Lugar: Neltume, localidad boscosa en la cordillera con un lago del mismo nombre, al oriente de la ciudad de Valdivia, comuna de Panguipulli, región de Los Ríos, relativamente cerca del sector fronterizo con Argentina, conectando con la ciudad trasandina de San Martín de los Andes.
NELTUME, Zona Sur de CHILE, Región de LOS RÍOS


 Los 15 militantes elegidos para la misión eran de la zona, encontrándose entonces fuera de Chile. Entran infiltrados aproximadamente, abril de 1981, construyendo doce escondrijos subterráneos mimetizados (“tatú” en su jerga), en un área estimada en ocho kilómetros cuadrados montañosos, casi selvático que impedía cualquier observación aérea.

En el mismo Informe oficial de Inteligencia de los EE.UU., lo confirmaba: “…un grupo de militantes de la zona sur de Chile…tras un trabajo de infiltración, realizan todas las tratativas para afianzarse al terreno…”.

A comienzos del decenio de 1980, los grupos insurreccionales latinoamericanos:

Argentina: Partido Revolucionario de los Trabajadores (1965 – 1977) y Ejército Revolucionario del Pueblo (1970 – 1977).

Bolivia: Ejército de Liberación Nacional CERRITO (1967). 

Chile: Movimiento de Izquierda Revolucionaria MIR (1965 – actualidad).

Uruguay: Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros (1963 – actualidad),

 que en la década anterior estaban subordinados a la Junta Coordinadora Revolucionaria JCR (1972-1977), se reorganizaron, pero ésta vez, en una asociación de mayor relevancia, apoyada por los regímenes de Fidel Castro Ruz, en Cuba, y Daniel Ortega Saavedra, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional, en Nicaragua, jefe de Estado de ese país entre los años 1985 a 1990, luego desde el 2007 hasta hoy:

La Coordinadora Guerrillera Internacional CGI

A esta Coordinadora pertenecieron la mayoría de los movimientos insurgentes:

Argentina: Ejército Revolucionario del Pueblo (1970 – 1977) y Montoneros (1970 -1979).

Bolivia: MIR (fundado en 1971, cerrado legalmente en 2006).

Colombia: Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC (1964 – actualidad), Movimiento 19 de abril M–19 (1970 – 1990), Comando Ricardo Franco Frente-Sur (escindido de las FARC, década de los 80s), Comando Indigenista Quintín Lame (1974 – 1991), y Ejército de Liberación Nacional (1964 – actualidad).

Chile: MIR, y meses más tarde se uniría el Frente Patriótico Manuel Rodríguez FPMR (1983 – actualidad), cuyo nombre es homenaje al patricio guerrillero de la alta sociedad aristocrática de Santiago, Manuel Rodríguez Erdoíza (1785 – 1818).

Ecuador: Alfaro Vive ¡Carajo! (1983 -1991).

El Salvador: Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (fundado en 1980- actualidad).

Venezuela: Bandera Roja (fundado en 1970 - actualidad).

Perú: Sendero Luminoso o Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (1980 – actualidad), y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (1984 – 1997),...

recordando su máximo líder, Néstor Cerpa Cartolini “Evaristo” (1953 - 1997), capturado y silenciado cuando arribó acompañado de 13 militantes a la residencia del embajador de Japón en Lima para negociar la libertad de 465 guerrilleros en prisión, incluyendo su esposa, Nancy Gilvonio, el 17 de diciembre de 1996. 

De los 800 rehenes que se encontraban celebrando el cumpleaños n°63 del Emperador de ese país insular del este de Asia, Akihito, 72 continuaron como rehenes durante 125 días. Capturado por el gobierno de Alberto Fujimori (1990 – 2000), quien el 5 abril de 1992, tras un golpe de estado, se atribuyó poderes autoritarios, disolviendo el Congreso y suspendiendo varios artículos de la Constitución peruana.

Uruguay: Tupamaros (1963, en el presente forma parte de la coalición de gobierno Frente Amplio, que apoyó la candidatura del ex tupamaro, actual Presidente de la República Oriental del Uruguay, José Mujica Cordano, en el 2010).
Residencia oficial del Embajador de Japón, MORIHISHA AOKI,  en Lima, durante la toma


Los estrategas del MIR chileno iniciaron en junio de 1983, y con recursos económicos renovados gracias a la Coordinadora, nuevas operaciones tácticas en respuesta por los manifestantes muertos en las jornadas de protestas masivas contra el régimen militar de Augusto Pinochet Ugarte (1973 – 1990).

El 30 de agosto a las 07:50 de la mañana, el intendente de la Región Metropolitana, General de División Carol Urzúa Ibáñez,  salía en su automóvil oficial conducido por el cabo 2° del Ejército José Aguayo Franco y acompañado por su escolta, el cabo 1° Carlos Riveros Bequiarelli. A escasos metros de su residencia (calle, llamada entonces La Cordillera, ahora General Carol Urzúa,  casi al llegar a avda. Apoquindo, en Las Condes, Santiago Oriente), fueron acribillados en 20 segundos por 4 miristas emboscados en el sector tras una camioneta Chevrolet LUV, armados con fusiles AK-47, FN-FAL y subametralladoras.

El conductor logró salir del auto pero fue interceptado por una mujer mirista.



El grupo huyó en diferentes direcciones sin sufrir bajas, pero dejaron detalles que los delataron. Posteriormente en diferentes operativos de la CNI fueron identificados.

Los integrantes del grupo estructurados en equipos de chequeo, planificación, logística y aniquilamiento: 

Carlos Araneda Miranda, “ayudista”
Jorge Palma Donoso, “ayudista”
Hugo Marchant Moya, “ayudista”, todos detenidos el 23 de septiembre y entregados a la Fiscalía Militar. 

Fueron condenados a presidio perpetuo.

En noviembre de 1992, durante el Gobierno de Patricio Aylwin,  se le permitió a Marchant salir del país y cumplir una pena de extrañamiento de 25 años.

Mientras que, para Araneda y Palma se les conmutó la condena.

El miembro de la comisión política y encargado militar, ingeniero químico, Arturo Villavela Araujo (1947 – 1983), murió en el operativo realizado por la CNI, tras la muerte del intendente, el 7 de septiembre en calle Fuenteovejuna 1330, Las Condes, Santiago Oriente.

“...En un jeep con el techo corredizo se encontraba instalada una ametralladora punto 50 sobre un sistema hidráulico que permite subirla sobre el nivel del techo y operarla por dos hombres, uno que dispara y otro que va pasando la cinta de municiones...”. 

"...Este jeep con agentes de la CNI se instaló frente a la casa y se dio la orden de actuar...". 

Una bengala lanzada por los funcionarios de seguridad produjo un incendio dentro del inmueble quedando sus moradores atrapados en su interior: Lucía Vergara Valenzuela, Sergio Peña Díaz y Arturo Villavela.

Luego el contingente se dirigió a calle Janequeo 5707, Quinta Normal, Santiago Centro Poniente. Cerca del domicilio fue ejecutado Alejandro Salgado Troquián. En el interior de la casa muere Hugo Ratier Noguera.

Solamente lograron escapar los militantes Jaime Yovanovic Prieto, Pamela Cordero Cordero, Elba Duarte Valle y José Aguilera Suazo. 

Después de permanecer ocultos casi 5 meses, en enero de 1984, ingresaron a la Nunciatura Apostólica (calle Monseñor Nuncio Sótero Sanz, comuna de Providencia, Santiago Oriente), hasta que el Gobierno Militar les concedió salvoconductos para que pudiesen salir del territorio nacional.

Yovanovic, retornó a Chile el 2006.

Marchant lo intentó el 30 de noviembre del 2011, proveniente de Finlandia, este de Europa, pero fue detenido por la PDI, en el aeropuerto de Santiago, pues debe cumplir su pena de extrañamiento de 25 años, es decir, no podía pisar territorio chileno hasta el 2017.

Como consecuencia, las intervenciones de los servicios de seguridad, posteriores al asesinato del Intendente Urzúa y sus escoltas, se concentraron en las Zonas Centro Sur de Chile, en las regiones del: Biobío, la Araucanía y Los Ríos, a cargo del Brigadier Jorge Carrasco Fuenzalida para lograr el desmembramiento del “teatro de operaciones sur”, que pretendía desarrollar una guerrilla urbana entre las comunas de Chillán (región del Biobío) y Valdivia (región de Los Ríos).


El MIR en 1985 se sumió en una profunda autocrítica e inmovilismo, trayendo consigo una pugna interna, emergiendo Nelson Gutiérrez Yáñez (1944 -2008), como el principal detractor a la gestión del Secretario General Andrés Pascal Allende, permitiendo la formación de dos facciones.

La postura de Gutiérrez fue seguida por otro hombre clave de la cúpula: el dirigente nacional y secretario general subrogante, Hernán Aguiló Martínez, quien hacía tiempo vivía en la clandestinidad: Santiago, Concepción y Valparaíso.

Esta virtual división se hizo pública en abril de 1987, obligando al Gobierno de Fidel Castro Ruz intervenir directamente en la organización y después de prolongadas sesiones en las oficinas centrales de la Dirección chilena del MIR, en La Habana, se impidió que Pascal Allende se apropiara de la documentación interna, obligándolo a reunirse con los disidentes.

Gutiérrez y Aguiló debieron aceptar la continuidad de Pascal como jefe máximo, pues su apellido y capacidad persuasiva era una buena herramienta para la captación de recursos.

ANDRÉS PASCAL ALLENDE
Pascal Allende hizo una serie de viajes clandestinos a Chile, registrados en la última semana de julio, mediados de agosto y la primera semana de septiembre, 1987, tiempo que aprovechó para reunirse con dirigentes clandestinos que trabajaban en la reorganización en la zona centro – sur del país.

El 28 de abril de ese año, el Comité Exterior del MIR, emitió una declaración en la que se desautorizaba a Jecar Neghme Cristi (1961 – 1989), como vocero del Movimiento Democrático Popular MDP, (1983 – 1987),  coalición política de oposición al Gobierno Militar destinada a la  campaña del “NO” para el plebiscito del 5 de octubre de 1988, donde se decidiría la continuidad del entonces presidente de la república, Augusto Pinochet Ugarte (1973 -1990).

Este conglomerado estaba integrado por el Partido Socialista, facción Almeyda, de inspiración leninista; Partido Comunista y por la estructura pública del MIR, representado por su vocero oficial, sacerdote católico Rafael Maroto Pérez (1913 - 1993).

Neghme Cristi, mientras se encontraba en la estrecha avda. Bulnes, Santiago Centro, cerca del Palacio de La Moneda, el 4 de septiembre de 1989, fecha conmemorativa de la elección presidencial de Salvador Allende Gossens (1970), fue muerto en extrañas circunstancias por tres agentes de la CNI.
Paseo BULNES, SANTIAGO CENTRO, muy cerca del PALACIO de LA MONEDA

El 11 de marzo de 1990, las instituciones democráticas de Chile volvieron a funcionar después de 17 años de régimen militar. Era el comienzo del Gobierno de la Transición a la democracia…